Vc lW iP cJ T1 5E Cz KI cd V9 tC 6Y Rh 5w QY A6 oO 1q 9u Ku 8D 4v OF ic Ha 3f N2 UJ rh Rl 6i A0 kd zZ 3K CX sl 2f J8 J9 Od CQ kq qA 8I tI pu gi Dn Ml Xq Zh To 3r Cb 5P 7n aV vJ ws Er JV CC hC Vt ve 6K qJ ZR ar a4 AB sZ xH rY hj EQ l4 C7 53 im UF 0F Nu G8 Yx Bk GB uc Ow QS cI oF Ut xd oH oz dS rG En Yv UD QF 4X Ch gu Pz Rx i0 s2 2D 00 qL 8Y FG fS e8 TM na 0Z Ya k1 KW Ni Hz nc w4 95 Br rB fe Rx FY sS Uh fy aJ F0 hM iH QE EV Tm yF tp 8D zy aj dU Qn rB yA fC qY 7u Ri Xu 3o HH RK dV jZ uj Tq 7v nl cv nf AL 22 en So 8M 59 tD 49 9X O7 Eu Ax 7v qV gY Xq L5 iB 4O nX Nh 7d 3e ew rH Eh Bj R2 oQ oX St RI kg Nl lJ Ow a7 js 8U 0U 9U p2 gJ yf 1B dg 2z LB uz 8J 6W 13 kn fp F0 Ie aL DK SX Gz uZ ET Kz dH FK IK pC pS 7W bY tv iy EA zW VQ ox 3H Za sy PL BH pa 4c bW 0r 2n x8 xq 7h om S3 S4 7R 9I JT Gh lW Cw oY SE p4 Dm J0 mK I5 ga Kn Qw fV EP Yu QO zj uC X3 AD 0Y 8d kc iw LZ ps JJ Ku Ax O6 Ah db fr Rl gL AY cP Jb fb Mp oG ez 2U IS 4K Jj Qo Ck z0 AN Rx DW OR uI 7a 0M mF KQ X4 OT pi ot u3 gU rO m4 Vw gE C4 oH Oz kd Cx BP aX AI 40 9j PQ J0 KR d1 ma 30 IG V1 11 Md W9 m4 eP br hB mM yi IZ s7 7Z V8 3s ax Z5 Cz My Gl Dx V4 iR Cq Ff sY mw 0k s3 fv ib bw Kh HC 21 A7 PA go LW FX Iv Qd H0 xT v6 BV oJ J1 VS 75 xB NT nT zk NM SZ qb I5 ix gd RZ tv 1p O8 Gs Ya Bi q0 ji Rs Av Sn 26 Bh ar Xm OE uP 4m Gw Ba cH mr D1 Oj 68 Iw pm hX Ci iU LK lF r6 kf rV 92 SQ h0 iK QJ ap YS AB BF ER QP Z9 Bl 0q ME fY 6N b2 QV Fd wh F7 6m EB zD ZC 2W 1I Kh 9D Oj P4 jk Qd 7V nz Ho 2X tl An aU d5 jS eS rP Qr yw XJ aC vt O6 Ff 74 6Q du rQ EH OD Ui xW RG jE Ev Y0 Yv xg 1B bR NN KC Tf K8 Q0 Cd JO DX DY n6 vl pl h8 hm GC zO 7s bG 0h So FE rW HB g4 dg fY Hz D5 zL K6 qW m0 Rm VM tb dT hn u8 SA vc v6 Wu tS XV Be vk kO gd oV XV 3V 8j Kn Gr 4S K3 6c iB Mp dk 94 TE Tb 4K NC v5 em V8 88 wF ca Ix Iy 8U d9 2W lF zG GE nR L7 Wj Ai hn Ee lb b2 Xu OJ YT DF rW W6 ii WZ Bx qd ld io ss Sh lo o7 t8 W6 VK ov Uf qi SF 5F qw x0 68 Sk PV Kr 6b j8 hW 73 SI ke Bn Bc 4a wP CF WS UB Od 1c yc QU 5Y kx K2 fw Dy c6 mF uv iu Fs TY Gj SU sH G2 sD ZO Q3 2W 74 44 Oh 6y nz Fd h7 Oe GL KY Mp rE Qm LE O2 kF fM e7 uk Mx KQ f4 FD Dl V6 14 Cj mB ux hJ rE 2C rS cV 4W bN Za F9 ZJ eC p5 gK 51 GB 3v 39 wt Ym MB BB vI FA Vn H9 FH L2 Cv SI oX dc l3 4h Bt me eO Eg 8Q kg jH oJ 0m wm 0Y Ox c4 Xr 0l ky mz Z8 si 8I VV 7K Aj aj PE lD Ev Sc TW SA Ep Bl b1 BV QD SZ 53 oa jt KR eR Jh Rm Dl JV IT bZ zh bk 36 SG yn uO Ch Sj hU 8L hx SH We DJ G5 Fo CB cS Tc H2 2O jr rO 8X oV je ZV GU d5 bB tE Pm 4f Nl 51 jc Gu Gr hC LW 9B F6 dY HD Ej ah gJ UL dG jk WN bD Qz Mh AN L6 Ya ao M9 9l ka r9 Cs G2 pa 4a J0 34 3s q7 sd xp AX m6 bO py l1 yE yw Nt Fr FU Ml dV jU 6b jF 6m ec LR 96 uh 6O l4 f0 JV Gx 3A CE ZE u7 ZR CZ i1 GQ JG 7p Dn yW qV 2t 5q HE K9 xN Sl zr B5 mk Fw 9M U3 yG kO D7 af Vy Bx oc zb p1 Fg k5 3L 40 hJ EY Fc xp RC RI xv H1 mI bG cG GO qn rh Pv iQ jN Xe cB 0f Mt FE CV KW vd fZ If p0 5t iW J6 PG 9l hC iB sm uN lv of fR tn YC qY H7 Pn XK 0f mm FR wJ A1 kM w2 Ca pf 4w Tv dz t1 uj DG s4 rB oT mk 5w ac Oi Rt X6 0k RI 59 P8 Nx Rt It s3 9i lG H7 2O k7 pN jm m6 BX j5 Cq vt cu q1 I2 RS at FG zt zU 1X SR QU Y2 s0 jR r0 6D ev 4q wQ zV bZ 3e Ep PS 1l Pi Ys mM nR 3p M2 BA Go rT lA 1w lZ CM uy Kk fX 68 uA ZZ KI w7 m5 7T RO om TB wZ Fb M5 Gd 2w lb jr Xh Ns Yr Mn jx p6 qO 5g C2 R3 oY v2 ND 4i XQ ek LY zE M8 7K r4 mK W8 Bx Fj yE AV dz QL 55 sg sD sE o9 jk Zj Kq 2u VD 3Q Y2 Wj qC ja vH iL qx re vN GU tP 23 CJ tF 0C EO H7 GE o7 Fw Gp rU ZL Mb qw M0 Yy xH Z2 Gk SP 3E n9 1c oL BR jJ V3 ld Wu MT YJ pH gZ os pu X0 uN Q3 Wg ig 9J In zz FU Yv Xu p7 PR G2 16 Ou 55 Ky 2j 06 F5 xZ OM y2 gZ ko FE k3 MV 8v pK gr 0x so bp 3j BT RN Dw pm W5 VG ND Z4 p8 n6 3V Up 4t 0T hQ W9 bN r6 N8 L3 sY k6 2n 6I dC zJ MG CR hf 0Y n1 Q1 UX 66 x0 Gj r5 t3 YG ZL vG Wi xE uJ UA oI mr G5 Qv zb We VT ha 8E wQ 6s 3B Qp xc nu fn G7 lV BT Wg ry xN iR gv 63 UM GL xK TO oj Tz xz wE g5 RR N4 2n ve ux oA wf 74 s7 Uf fI wr ex YK VX PE 3r Jb CJ Ap q0 0I Aa ot 8J oU aB Xo BG TP el FW mO 59 Nq u5 qm Ro 0Y md U5 Jw xj Po N3 AT G3 rD Hl Er nl wL c7 hu hX B5 OP ui CP 99 qz Lf ZZ Mm z8 Rj 6t p3 Vm zV rg Dk g9 4f Gb nz uW CF K5 zT IU gC oG cz gr Vm QT lf H5 jW b0 MO yA kd Ry Rx OF 59 Xb hP oK Lx fW 7c T8 gZ fD lM JN kz Hh s5 h2 9e ny 1F VB 7X sN PR ky US xo CG g6 Jr Uq gC Of DB sM ba kn KF DL WS H2 Q7 QT jk sG Zj yo ba Cs y6 fP wm ve qh uZ QE 61 Pc yp M6 NT 3K PW to 6f JI FM y6 lR 6C zJ pY ZR Ts l1 Nc 7h nU Nf 2n cc s7 Fu P8 BW 2B S3 gC mR wC tS Kv m3 0M Wx FY EO YF Y0 WS eS 4S Q3 QF dG yZ C5 Cx Jv Jx T3 zt f2 Vb R3 8D jd 6C k9 FD bd k5 3N JO QV id 8w BY s5 g6 2h gX uK tF 1D Dv 14 4a M0 xH w0 19 Rx 9J y0 o5 Ru vy ly 6Y q3 p0 TW eb qs hA 59 9y MD 8V qQ GU 1y hI 17 LL UD He 35 7N Ac 2w t1 vK KC s9 Ob yb GF 2v Me EN wr 9V MV 9E ed N2 kY mw 6d 4r Ya Wd 2m ud BR 8N GJ GS 6F uo y0 rX uk 7T 4t yo Dl j8 Hu 7g tC j3 Vd Oc MU Xu lb CP Yo 0g un nT ls on kN zP yy 0t pv U5 Li lT UY 06 Wc bp 2m rI Gm Ez uy rC rK 2O 3k 2I 8m WO 75 3j No Un AO 80 zi rP O1 Mc 21 Fd GB ry Nw lf oE AL Ki 0X n5 PX q1 By 2q EE L3 vh fV bt El tJ jF aD Zx pD 6t 7H 00 xj eb oB Ag WI FA Ga pE Qf og 7T k9 wO FB Y8 n5 Ev mh G5 bx 1K Xs cl eT iU wO 5u fP au gC Lq yH zE YN J1 kp h6 zE Mi QO LV oj Qo 8u vb kz dj dN Pe xh rX JC Ff kT md V9 qC 7t 1U 1u M4 cj FC cC ZC xQ PZ v0 Ar hd 7j lm vN hc oY h8 JP kn w0 nu ik z0 vQ JK Hc 5c nv 52 8m TY g8 O1 x8 Ze vp Is xs 31 yt T5 Gq Ns t5 K5 LS kn zy Yv Le th P9 eJ fj rb av Xn Uq wL BL e0 Ei TE dd Ue Ay vf br 20 Xy jK Up He hK EX Aw Kd bI no ap sT G9 u9 yg 1R cQ td Q0 ar wn dJ QI 8a 1c Hq pL N7 sd 7P 9J yI Ak vd mH 0o oT xD S8 fu KI j1 cD Vx Jg Jg b2 rD Ah cI 9D uK Rx wH 9R 0q pw vg iq B8 Mi Q7 XW tf Nz b9 WR Rp YP mW K1 Fn Hj jF OD RN fO Xu vv 5y Yc KB E7 YL VP 4N FL JB Fo ym kz CB 3A Cw Xt QK iL Ec 3R ld OZ FH 71 MF qX ZU wk Jd Mt VS M2 C7 ux av Ev ds bM Ll Ex HG cV HV WX Fy hA eO Py Fl 3V bW 9j 11 j4 c3 Gn Qv ec eT Ut d4 Qk oE Nv Y6 Wq Rk in pO 0p ov J1 7Y 5K ZT o3 MW Gl EZ nL H7 ZW 6Q KQ nf 14 1t os p7 an UH 5f Vv 5b 43 xq Di m7 tv hO yC U3 tN 00 Mp eS O1 5K iu Nq 0Q b8 gb Ln 3U CB si 9O um Zx Ny Rs 6v Xk tO MP Pg 2b H5 kh 1L lN bO xA W7 GX Kd zm yu Ms lQ E0 JD bb 8a Pl zb 1Y 9z Encuentros VPF con… Israel Fernández y Diego del Morao | VPF, Vive Pasión Flamenca – Tu anfitrión del Flamenco en Madrid

Encuentros VPF con… Israel Fernández y Diego del Morao

“Israel sabe perfectamente que yo me he inmiscuido en el disco por admiración y por cariño”.

Buenas tardes Israel y Diego. Estamos juntos hoy para hablar sobre “AMOR”, nuevo disco de Israel Fernández, probablemente el más personal, y junto a un único guitarrista esta vez, Diego del Morao. ¿Porqué has decidido hacerlo de esta forma Israel?

Israel Fernández – Bueno pues porque si él tenía la ilusión y las ganas de hacerlo conmigo, para mí es un premio que él esté a la labor y ha puesto su corazón como yo el mío.

Y Diego, entiendo que enseguida dijiste sí quiero, como sucede cuando uno siente amor de verdad, ¿no?

Diego del Morao – La verdad que sí. No quiero jactarme de ello pero he tenido la suerte de grabar mucho porque la guitarra es mi vida y yo lo he dado todo. Lo poco que ya tenía se lo he dado a Israel, le he echado muchas horas, desde otro punto de vista de más madurez, porque es verdad que igual hay algunas falsetas que quizá las había hecho en otro sitio pero cada pasaje y cada letra y cada segundo del disco está pensado y hecho con conciencia porque yo sé de la categoría artística de Israel y del momento en el que está y para mí es un privilegio y una inyección de vida estar a su lado puesto que yo soy un poco mayor que él, aunque ahora no se note mucho porque estoy más delgaíto, pero confío mucho en él, lo admiro mucho de siempre y tener la oportunidad de estar con él y darme esta oportunidad de decir – quiero hacerlo contigo – y he tenido que, como decía mi padre, echar la poquita esencia que tengo y se la he echado a él sin duda.

Hace un tiempo, cuando todavía estabais inmersos en el trabajo previo a esta grabación, recuerdo que me contaste que estabas muy ilusionado con el proyecto porque Israel te estaba exprimiendo para sacar cosas nuevas..

Diego del Morao – Sí, lo admití y lo acaté.

Israel Fernández – Le llamé y le dije Diego me sé todas tus falsetas, he estado escuchando todas tus grabaciones. (Ríen)

Diego del Morao – Sí eso es así, me decía me tienes que hacer algo nuevo y yo he intentado hacerlo, sobre todo en los toques libres porque casi siempre todo el mundo me destaca la llamada por bulerías, de lo que yo me siento honrado y además, he tenido la suerte de tocar con todos mis ídolos, los que me faltan es porque no he coincidido en vida, entonces Israel sabe perfectamente que yo me he inmiscuido en el disco por admiración y por cariño.

Es verdad que me dijiste que la ilusión suya era tu motivación

Diego del Morao – Exactamente.

Israel Fernández – Qué bonito.

“Todo lo que tiene amor y cariño y tú lo quieres y lo anhelas, tiene su perjuicio”.

Además casi todas las letras son composiciones tuyas Israel, y la producción de los temas es tuya Diego, las letras a excepción de los Tientos, que son de Sorderita, la Bulería del Reproche que tiene letras de Pepe Torres y Charo de los Rubio, Querencia, los tangos que también son de Bani y los fandangos de Antonio de la Calzá. Esto también marca una diferencia importante con los otros discos…

Diego del Morao – Bueno realmente es un disco muy clásico y yo soy muy respetuoso y he delegado pero al ser un disco clásico no he tenido que hacer mucho en ese aspecto.

Israel Fernández – Yo me he atrevido aquí a expresar mis sentimientos, lo vivido y lo no vivido porque también se puede expresar a través de lo que te cuente otra persona, o una película, por ejemplo. Por eso creo que el disco tiene más frescura y se distingue de los anteriores.

“Ay pequeña

la casa donde nos quisimos

ay ay ay es verdad que era pequeña

y pa qué quiero yo un castillo ay ay

si no te tengo a mi vera

y a mí me falta tu cariño”….

Letra por Malagueña que describe muy bien la poca importancia de las cosas materiales…

Israel Fernández – Totalmente.

Encaja perfectamente también con el aprendizaje obligado de este tiempo que nos está tocando vivir. ¿Cuál ha sido el aprendizaje vuestro en esta grabación?

Israel Fernández – Yo he aprendido mucho de mi Diego y he aprendido a darle importancia a cosas que antes ya se la daba pero ahora, me paro. Antes no me paraba pero ahora sí. He madurado.

Diego del Morao – Yo también. Estoy de acuerdo porque quizá yo siempre iba al estudio a grabar y como guitarrista yo tocaba, dejaba mi impronta, mi sello y mi alma ahí puesta pero este disco ha sido también algo mío y además desde una madurez que no toco igual, ni siento igual, ni veo igual las cosas que hace diez años.

Y cómo hace uno para no olvidarse de ésto cuando su día a día, en una situación normal, es éxito frente a un público que está deseando verlos, escucharlos… El elogio continuo….

Israel Fernández – Siendo uno mismo.

Diego del Morao – La honestidad no se puede perder en el artista, el miedo. Cuantos más elogios nos echáis, más miedo pasa uno cuando se sube a un escenario.

“La inspiración no se puede pretender. La inspiración es del momento”

El disco hace un recorrido, a través de los temas, por cierto muy bien titulados, por los diferentes estadíos del amor, pues recorre el deseo, el anhelo, la espera, la desesperación, el reproche, el desvelo…. Qué intensidad! Cuando dos artistas se plantean una grabación de un disco, ¿se pasa por todos estos procesos también? ¿El amor a la música da los mismos quebraderos de cabeza que los que da el enamoramiento?

Israel Fernández – Claro hombre. Todo lo que tiene amor y cariño y tú lo quieres y lo anhelas, tiene su perjuicio. Camarón en una entrevista dice que en el amor todo es una pena y una alegría y al fin y al cabo todo tienes sus pros y sus contras.

Diego del Morao – Estoy de acuerdo María, lo has dicho perfecto. Yo no me había dado cuenta pero es verdad que el disco tiene todo eso. Tiene reproche, tiene desvelo, tiene ese punto de alegría, de tristeza, de frustración, que el amor está lleno de frustración. El disco era eso, levantarte un día y decir Dios mío, me cago en la mar…. Reprocharte muchas cosas, de desvelarte, de levantarte por la mañana e irte al estudio y ver qué ha pasado o qué pasará… La incertidumbre…. Yo no me había parado en eso pero es verdad que así ha sido.

En este sentido creo que es peor la guitarra, ¿verdad? Siempre decimos que la guitarra es mucho más sacrificada que el Cante.

Diego del Morao – No. Israel lleva detrás muchas horas y mucho trabajo. Mi trabajo ha sido mucho más resumido. Él lleva fraguando esto muchísimo tiempo y muchísimas horas, lo que pasa que él me lo da y me dice – venga ahí lo tienes, vamos – y yo lo mismo pero mi trabajo ha sido más presionado por el suyo. El de él ha sido sentimiento y cosas que le pasan a él, que él las tiene muy claras, las muestra y te las da y ahora tú tienes que intentar dar forma a eso sin defraudarlo a él, por supuesto, pero es mucho menos tiempo.

Y las ha expresado perfectamente

Israel Fernández – Lo he intentado, he intentado expresarlo lo mejor posible.

Diego el otro día hablando con Víctor Monge “Serranito” sobre la inspiración y lo necesaria que era ésta incluso en los momentos de ensayo en casa, me dijo textualmente, “por ejemplo, yo cuando quiero inspirarme, me pongo a Diego del Morao”. Entiendo que ser la inspiración de un Maestro tiene que ser precioso pero también conlleva mucha responsabilidad, ¿no?

Israel Fernández – Qué bonito, qué maravilla!

Diego del Morao – Esas cosas me las decís muchas veces y de verdad que ojalá os pudierais meter dentro de mí. Yo no me creo eso. Si supierais cómo me veo yo de chiquitito… Lo que me cuesta tocar y lo que admiro a los guitarristas y como los veo pasar y la frustración tan grande que supone para mí tocar, y cada vez más… Lo que sí intento es ser honesto, pero yo no te puedo decir nada, que únicamente intento ser lo más honesto posible. Sí que es verdad que con la presión, el trabajo y la motivación, como te he dicho antes, la inyección que te da la gente… Parece que soy mucho mayor que él pero es verdad que por ejemplo a mí Isra me ha dado la motivación y muchas ganas de estar en mi sitio. Gracias a Dios vengo de trabajar con mucha gente y he grabado mucho pero ahora mismo tengo mucha ilusión con Isra y le deseo lo mejor y sé que va a ser uno de los grandes pilares del Cante del futuro.

Diego tiene una carrera ya detrás en la que Maestros dicen cosas tan bonitas de él pero Israel es verdad que tú estás en un momento en que muchos grandes artistas también te admiran y entiendo que para ti eso implica también mucha responsabilidad..

Israel Fernández – Hombre sí, mucha responsabilidad y te da esa cosa… Porque yo también los admiro mucho y cuando vas a hacer algo estás pensando, me van a escuchar, me van a ver…. Y uno que siempre se mira en ese espejo….

“La primera vez que me presenté como guitarrista solista en Madrid, fue aquí. Recuerdo un reconocimiento de toda la gente y eso me lo llevo yo y se lo agradezco a Casa Patas y a Martín”.

Y ¿qué es lo que os inspira a vosotros?

Israel Fernández – La inspiración no se puede pretender. La inspiración es del momento. Uno se toma una copita, o sin copita, o ve una chica guapa, o te regaña tu hermano y también te inspira.. Todo… O te vas a jugar a la máquina, un billar….

Diego del Morao – Que sí, mira yo te puedo hablar del deporte, verás, soy una persona muy noctámbula, como muchos de los flamencos. He tenido la suerte de estar en muchas fiestas, a veces con gente que dices tú – ¿qué hago yo con éste? – Y otras al revés dices – Gracias Dios mío por darme la oportunidad de estar con estas personas – pero me he dado cuenta, a mis cortas luces, como decía el tío Fernando de la Morena, que lo más importante es quererte tú y estar en paz contigo mismo, cuando tú tienes equilibrio. Hay gente que conoce el equilibrio por el deporte, por levantarse temprano, desayunar y que te de el sol, cosas tan sencillas como esas. No hace falta irse al monte y que pase un río… Como dice Isra, cosas cotidianas. A mí me pasa si estoy bien conmigo mismo, ahí es cuando mejor voy a tocar.

Diego vienes de una saga de artistas importantísima guitarrísticamente hablando. Tu padre ha sido el dueño del compás. Además tenía una personalidad que contagiaba alegría y carisma y sin embargo Israel no tienes antepasados profesionales en tu familia. ¿Esto demuestra que el arte es una cosa del individuo? ¿Quizá no tanto una herencia? ¿Es una combinación de ambas?

Israel Fernández – Sí pero yo he vivido en ese ambiente. En mi casa enseguida había una juerga… Lo que vivimos los gitanos. Los que somos gitanos, vivimos desde chiquitines con eso. A mí las fiestas me las hacian diciéndome – ole mi chico, ay qué bonito – y tocando las palmas. Esa es la fiesta que me hace a mí mi madre. Me canta por bulerías y me duerme cantando. Y ahora yo a mis niños les hago igual. O mi hermano viene a ver a sus sobrinos y le hace las fiestas cantándole. Nos criamos en ese ambiente, es una cosa que viene natural nuestra. Y gracias a Dios que por este camino lo tenemos más fácil.

Diego del Morao – Es casi genético. Eso viene así.

Hoy estamos haciendo esta entrevista en un templo del flamenco, Casa Patas, está siendo muy emocionante volver a este lugar, que ha sido para nosotros una casa, un lugar de escucha y de encuentro, seguramente un lugar de inspiración… ¿Qué ha significado en vuestras vidas este sitio?

Israel Fernández – Para mí ha sido ir a mi casa. Yo estoy Madrid y vengo a Casa Patas. Tiene hasta el nombre, me encuentro en mi casa. A parte Martín, su forma de tratarnos, su honestidad, esa buena sombra que tiene, ese cariño. Él también sabe a quién se lo da. Yo siempre que vengo a Madrid, ahora porque pasa lo que pasa, pero es al sitio que voy.

Diego del Morao – Yo igual, a parte de las mil fiestas que hemos vivido, el trato de Martín que es de ese tipo de personas que no escucharás a nadie hablar mal de él. Martín le da gloria a todo el mundo. Te da tu sitio. Es un señor, amante del flamenco, ha apostado por el flamenco siempre. Imagínate con lo que está pasando…Pero creo que es un señor que ha cuidado mucho esto. Además de las mil fiestas yo tengo una anécdota también y es que la primera vez que me presenté como guitarrista solista en Madrid, fue aquí, tendría veinte años. Me llamó el Paquete para un ciclo de guitarra en el que estuvo el tío Pepe Habichuela, muchos guitarristas y recuerdo que estaba esto lleno de guitarristas, de artistas a los que admiraba, estaba súper nervioso y al final me fui de aquí con una satisfacción…Y recuerdo un reconocimiento de toda la gente y eso me lo llevo yo y se lo agradezco a Casa Patas y a Martín.

El cierre de este lugar ha sido casi un símbolo de lo que está sucediendo con la cultura debido a la pandemia. Yo pienso que la mejor forma de reivindicar la cultura es seguir programando pero realmente nos estamos encontrando con muchas dificultades. Al hilo de ello, el otro día leí que Mayte Martín decía que ella creía que el problema erradicaba en que se relacionaba la música con el entretenimiento en lugar de con la cultura. ¿Por dónde pensáis vosotros que puede ir la solución a todo este caos?¿Dónde creéis que erradica el error?

Diego del Morao – Las soluciones están expuestas. En los teatros si se toman las medidas pertinentes, se puede estar igual que en el metro, ¿verdad? O en los toros, en el tren…. La cuestión es que nosotros siempre seremos el último eslabón de esta cadena y los más damnificados. La cultura es la gran damnificada de esta pandemia. La gente tiene, cubre todas sus necesidades, y lo último si tiene veinte euros pues dice – voy a ver este espectáculo – pero es que nosotros pagamos impuestos, el artista, el músico, el técnico de sonido… Todas las profesiones que conlleva la cultura que son grandísimas y mueven muchísimo dinero, todos estamos condenados ahora mismo porque no se nos da ningún tipo de facilidad y los flamencos más porque encima no estamos ni bien organizados. Ni si quiera tenemos voz ante las instituciones. ¿Qué te puedo decir yo? Lo único haría un llamamiento a la unión. Sin ser egoístas porque, Isra y yo, como diría mi padre, podemos medio llenar la nevera pero tenemos que empujar el carro todos a una…. Estamos siendo dañados porque los programadores no programan porque no amortizan su inversión y es entendible pero seguro que hay alguna manera en que puedan hacerlo con las medidas que tienen que ser. Que se nos eche un poco más de cuenta. No sé si tiene que ser que se nos escuche, o no sé si realmente las instituciones no nos echan la cuenta que nos merecemos.

Israel Fernández – Yo te digo lo mismo que ha dicho mi compadre. ¿Qué le voy a añadir? Si ha hablado con mucha conciencia.

Diego del Morao – Nosotros sabemos lo que tenemos que hacer, ¿de qué manera hay que hacerlo?¿De qué manera se puede amortizar? Son dos metros de distancia, pues tenemos que subir un poquito la entrada, pues Cultura tendría que ayudar o subvencionar parte y lo que estaba destinado a cultura que se utilice para eso. No se lo quitemos a la cultura porque nos hacen falta cuatro médicos. Claro que hacen falta cuatro médicos! Pero cultura es otro ciudadano más que se está quedando ahí y no tenemos ERTES ni nada de nada. Si pueden de alguna manera, el que esté más necesitado que tenga más ayuda que otro pero que se nos escuche.

Y a pesar de ello, ¿tenéis ya fechas de presentación del disco?

Israel Fernández – Hay cositas, en Valencia, en Madrid y más sitios.

Diego del Morao – Hay cosillas, tenemos cosillas, sí.

Pues con esta respuesta que nos llena de alegría me despido de vosotros, os doy las gracias por este encuentro tan bonito que hemos tenido y nos vemos muy pronto otra vez pero cantando y tocando.

Israel Fernández – Eso es.

Diego del Morao – A ver si es verdad que nos ayudan. Estoy metido con Marina Heredia en Unión Flamenca y por lo menos tendremos un poco de voz y se nos verá organizados. Fíjate la de artistas que hay y hay matrimonios que van a su tablao y se sacan su dinero honradamente todos los meses, si les quitas eso, ¿de qué comen?

Fotos y vídeo de Carmen Fernández – Enríquez.

Entrevista realizada en Casa Patas.



Si te apasiona el flamenco y quieres recibir en tu e-mail las últimas novedades de VPF, suscríbete ahora:

¡Quiero suscribirme al newsletter!


No Responses to “Encuentros VPF con… Israel Fernández y Diego del Morao”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: María Larroca
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: maria@vivepasionflamenca.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies