Cuestionario vpf | Ángel Rojas

Un artista…

De la guitarra Paco de Lucía sin duda.

De baile yo me quedo con Antonio Gades porque me corresponde más por creación flamenca y por creación teatral, era un hombre con una personalidad muy fuerte, creo que la más fuerte que yo he conocido, es inimitable.

De Cante la Niña de los Peines porque ha servido y sigue sirviendo de fuente a muchos. Yo que no escucho mucho cante antiguo, que escucho cante más contemporáneo, a Pastora la tengo en Spotify. Conecta mucho con las generaciones de ahora porque su forma, su estilo, su entendimiento, sigue estando vigente.

¿Y uno vivo? …

Canales, no hay otro para la emoción. Te transporta más allá de lo que tú puedes ser capaz de entender. Él es el Maestro.

Un nuevo flamenco…

Para mí eso no es nada, el Flamenco no es nuevo ni viejo. No es una novedad. Uno puede en base a los artistas pensar si hace algo más contemporáneo o más tradicional, pero nuevo Flamenco me suena a una moda, como si fuese una colección de una marca de ropa. Como algo que va a pasar… ¿Y cuando no sea nuevo qué pasa? Además el Flamenco tampoco es tan antiguo, tiene doscientos años, no es tanto. El Flamenco es Flamenco y nada más.

Un palo…

Depende del momento. Para bailar he tenido varias fases, diría la Farruca y la Caña porque son dos rítmicas y dos colores diferentes. La Farruca es más gris, es de color oscuro al interiorizarla, más reflexivo. La Caña tira a tonos ocres y el Cante tiene aroma a Sierra, a monte, son distintos.

Una letrilla…

Más que una letrilla me quedaría con los estilos. La Bulería al golpe, Lebrija, Morón, Utrera. Ese para mí es el son. Uno puede vivir en esos ritmos, podrías hacer vida ahí instalado, como para los cubanos el son Cubano. Podría ir a comprar el pan, cortarme el pelo y hacer el amor con ese sentido rítmico que no encuentro en otro lado. Además es absolutamente popular, son Cantes del pueblo, nace en las tascas, viene del día a día.

Una actuación para el recuerdo…

Es complejo porque hay actuaciones que en ese momento fueron especiales por algo pero que uno mismo echa la vista atrás y se ve demasiado afectado o si lo tuviese que repetir ya no bailaría de la misma manera. Yo soy muy exigente con eso, he tenido momentos espectaculares. En el Corral de la Morería por ejemplo he vivido noches increíbles, de pensar que eso no me estaba pasando a mí pero no hay una concreta.

He hecho todo lo que he ambicionado sin ambicionarlo pero tengo la sensación de que todo se me ha quedado atrás. Yo artísticamente nunca he llegado a ese clímax que no se puede superar, por eso sigo buscando y creando.

Si tengo que recordar solamente una actuación, elegiría la producción que hice en la Suma Flamenca que se llamaba “Conversaciones Pendientes”  y que tenía mucho de cuando fui padre por primera vez. Yo contaba esa experiencia en un vídeo que aparecía mientras que estaba bailando en el escenario. Mi hija estaba viéndolo en el patio de butacas y yo me di cuenta de que estaba llorando. No hay ninguna emoción tan grande como la de ser padre y eso es algo que ya no se puede superar. Quizá por eso no tengo tanta necesidad de bailar, porque mi parte emocional la tengo muy volcada en mis hijos. Además tengo una parte laboral de gestión y de dirección artística que me llena mucho. Mira sin darme cuenta he llegado a esta conclusión.

Tu próximo espectáculo…

No es un espectáculo. El proyecto más ambicioso que tengo entre manos es aprender a dirigir el primer teatro flamenco del mundo. Para eso tengo un equipazo con el que trabajo codo a codo y conseguir que el teatro Flamenco Madrid tenga su lugar culturalmente en la capital. Hacer mella en una ciudad de seis millones de habitantes es muy difícil pero siempre he tenido retos imposibles por delante, como crear un festival y posicionarlo en cuatro años en lo más alto que he podido y ahora tengo este otro reto por delante de posicionar el teatro, definirlo, darle una programación y sobre todo que el público y la profesión le de un lugar. Eso es lo más difícil porque tú puedes tener un proyecto pero ese proyecto tiene que encajar con el momento, con la afición, con el público generalista… Estoy centrado en cuerpo y alma para llevarlo a cabo.

Paralelamente puedo dedicarme a otras cosas, no tantas, porque me he propuesto esta dirección artística como mi plan de cabecera para que dentro de cinco años esté en lo más alto. Creo que el Flamenco y Madrid necesitaban un lugar así, no lo tenían y ahora lo tienen. No hay teatros Off en esta ciudad, hay teatros grandes o salas alternativas pero no un teatro en el que puedas entrar y crear libremente, con todas las posibilidades que tiene este espacio, ya que es diáfano, quitando el escenario. Esto nos diferencia del resto de la oferta y da infinitas posibilidades. Mi labor está en dinamizarlo de manera diferente. Paso muchos ratos aquí solo maquinando cómo, qué, porqué… Uniendo lo turístico y lo cultural, que conviva. Sé que va a funcionar porque vamos a dar la máxima calidad.Un lugar que complemente lo que ya hay, hermano de los otros pero con una personalidad muy marcada. Quiero darle personalidad para bien o para mal, siempre marco lo que hago con un sello muy concreto desde el amor y desde el máximo rigor. Quiero evolucionar este espacio hacia otro sitio mayor.

En esta programación vamos a ver  mucho Cante, mucho Toque y por supuesto Baile. Vamos a ver Flamenco. Será a través de los diferentes Ciclos. Arrancaremos tres, en Octubre “Los Lunes Flamencos”, rememorando los de la Sala Revólver, por donde van a pasar figuras como María Terremoto, Rancapino y muchos más y será un ciclo muy musical, ya que el baile tendrá su presencia cada día en los dos pases del espectáculo “Emociones”. Además tras el recital vamos a transformar el teatro en un lugar para el encuentro, para la gente de la profesión, los flamencos. Habrá un dj que pinche flamenco desde el escenario y así crear un sitio donde los artistas sepan que los lunes después de los conciertos siempre podrán venir a ver a otros compañeros y compartir un buen rato. También vamos a tener el ciclo “Flamenco en Familia” que va a ir itinerando en función de las necesidades. Comenzará en Noviembre con el espectáculo “Al Compás de la Magia”, estrenado en el Festival Flamenco Madrid. Habrá flamenco para bebés, algo que tenga que ver con lo sensitivo, con la percusión, para desarrollar una parte didáctica desde que son pequeños. En otros países esto se hace con la música clásica como elemento transformador. Pues nosotros con el Flamenco que es nuestra seña de identidad. Luego el Ciclo más divertido para compartir un concierto en familia serán los “Domingos de Vermú y Potaje”. Es una mixtura entre la música, la cocina y el vermú. Estamos en un barrio muy castizo y hay que mezclarlo con la cultura. Maui será quien inaugure con un concierto mientras cocina en directo el potaje, invitará a diferentes artistas. Y se comparte el vermú y la tapa de potaje hasta la hora que cada uno quiera. Cada Domingo la propuesta artística será diferente.

También voy a dirigir un proyecto en Tokio con artistas japoneses, seguimos de gira con Titanium en Sudamérica, una gira de cursos y además estoy asesorando otros proyectos. Creo que en cinco o seis años me he convertido en un buen elemento dentro de la profesión, he conseguido tener un lugar propio, ayudar y contribuir a que el flamenco sea mayor cada vez y tener un sitio dentro de este vagón. Eso me llena de satisfacción porque le he robado mucho tiempo a las personas que quiero pero ha merecido la pena. Ahora entro en una etapa más tranquila profesionalmente, más centrada y tengo muy claro hacia donde quiero ir.

Define Flamenco…

El Flamenco es un modo de sentir. Mi mejor manera de expresarme. Para mí no es un modo de vivir, yo no vivo de ello, lo que hace es que me transporte. Por eso el mundo entero está enamorado del Flamenco. No hay amor más grande a nivel de emoción como lo que siento cuando bailo o cuando veo algo que me llega. Me encanta la pintura, la escultura, otras formas de arte, y me emocionan, pero como el Flamenco ninguna.

Fotos de Carmen Fernández – Enríquez.

Entrevista realizada en Teatro Flamenco Madrid.



Si te apasiona el flamenco y quieres recibir en tu e-mail las últimas novedades de VPF, suscríbete ahora:

¡Quiero suscribirme al newsletter!


No Responses to “Cuestionario vpf | Ángel Rojas”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos:

  • Responsable: María Larroca
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: maria@vivepasionflamenca.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies