Rocío Márquez | Inauguración Nuevo Auditorio de la UHU

Después de un aplazamiento que nos tuvo en vilo llegó este pasado miércoles 5 de abril el tan esperado concierto de inauguración del nuevo auditorio de la UHU. Para estrenar el nuevo espacio se eligió a una primerísima figura de la tierra, la cantaora Rocío Márquez, uno de los nombres estrella en el Flamenco actual, onubense de nacimiento, máxima ganadora en La Unión y artista personalísima e innovadora.
Rocío y su Quinteto. Siempre acompañada por los más grandes, en este caso la guitarra extraordinaria de Miguel Ángel Cortés, la percusión de Agustín Diassera y las palmas de otros hijos de Huelva, los popularísimos hermanos Saavedra, Antonio y Lolo, Los Mellis.
Rocío cantaba ” en casa” , como ella misma dijo. Con todas sus ventajas e inconvenientes. Apoyada por toda su familia, desde su abuela hasta su cuñado ,que la piropeó desde el patio de butacas.
Muchos amigos, gente de la Universidad, altos cargos y ,entre sus admiradores,jóvenes nombres del mundo del Flamenco onubense, como las cantaoras Carmen Benjumea y Laura  Oliva.
Y Rocío salió” a por todas”. Ella siempre da lo mejor de sí misma, ya sea en la Peña Femenina de Huelva, en las Bodegas Sáenz de Moguer o en su cita anual con la Asociación Guaraní. Venía de triunfar en el Auditorio Nacional con un programa muy parecido al de esta noche. Sobria y elegante en su atuendo, Rocío empezó calentando con unas guajiras, cantes de ida y vuelta que ella domina a la perfección.
Siguió por serranas y abandolaos y unos tangos de Granada en los que brilló con luz propia la guitarra de Miguel Ángel Cortés. A continuación la milonga que el gran Pepe Marchena dedicó al cometa Arend-Roland.
“Allá en el cincuenta y siete
puso Dios omnipotente
un cometa ensangrentao…”

En este primer tercio del concierto Rocío estuvo acompañada por las palmas prodigiosas de Los Mellis. Antonio y Lolo, Lolo y Antonio, perfecta compenetración la de los dos hermanos Saavedra con la cantaora, tanto en los coros como en el compás.

Rocío y Miguel Ángel a solas en una estremecedora petenera.

Luego fue el turno de los cantes de las minas con los que Rocío conecta de una forma muy intensa. Huelva es tierra de mineros y como onubense de pro nuestra cantaora es especialmente sensible a su problemática.

Sale Miguel Ángel y Rocío nos sorprende con una de sus apuestas arriesgadas. Homenaje a la comarca del Andévalo, donde se conservan las tradiciones de bailes y cantes antiquísimos, de raíces castellano-leonesas y del País Vasco. Pueblos como El Alosno, La Puebla de Guzmán , El Cerro de Andévalo, nombrados por Julio Caro Baroja como los más originales de toda Andalucía. Rocío, acompañada por la extraordinaria percusión de Diassera, empieza por tonás de trilla del Alosno y enlaza con una personalísima versión del fandango de Pérez de Guzmán:

“Se ha enamorao de una estrella…”

Rocío se convierte en rapsoda en el Romance a Córdoba, al tiempo que sus manos se mueven ” como palomas” , citando a Matilde Coral en la película Sevillanas de Carlos Saura.

Y nos vamos pa Cái…tierra hermana ,separada y unida por el Atlántico, el Guadalquivir y el Coto. Huelva adora a Cádiz y se nota. Rocío se luce por bulerías, con su quinteto al completo de nuevo.

Sigue por caracoles. Cante creación de Don Antonio Chacón de tremenda dificultad y que se hace poco precisamente por eso. La voz de Rocío hace fácil lo difícil. Tiene esta cantaora una técnica vocal extraordinaria. Voz de terciopelo, como dijo un crítico francés, de color claro y luminoso como una tarde de la Ría del Odiel. De extraordinaria extensión y ductilidad, domina las melismas como una soprano de coloratura. Se le pueden aplicar las virtudes de una cantante lírica en cuanto a fiato y legato. Tiene mucho más volumen de lo que parece y al mismo tiempo es una maestra de la mezza voce.

Y por si esto no bastara, Rocío nos demuestra cantando por siguiriyas que es capaz de conmover a las piedras. La guitarra de Cortés y las palmas vertiginosas de Los Mellis imprimen un ritmo desbocado a este cante austero, palo fundamental y raíz del cante jondo .
Emotivo homenaje a Miguel Hernández en los escalofriantes versos de la Elegía a Ramón Sijé.
Para terminar, y no sé si me dejo algo , no podía faltar el homenaje a la tierra del fandango.
Rocío se lució cantando sin micrófono acompañada solamente por la guitarra y poniendo a todo el público en pie.
Foto de Archivo Vivepasionflamenca por Carmen Fernández – Enríquez.

No Responses to “Rocío Márquez | Inauguración Nuevo Auditorio de la UHU”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR