El Alma sobre las tablas de la García Lorca

El alma sobre las tablas.

La verdad que lo sucedido la noche del 20 de Mayo en la Sala García Lorca, de la Fundación Casa Patas, es difícil de describir.

Fue una de estas noches emblemáticas. Se recordará con el paso de los años como un concierto mítico.

La tía Anica “La Piriñaca” acostumbraba a decir que cuando cantaba por Soleá la boca le sabía a sangre, pues anoche, creo que todos los allí presentes sentimos exactamente éso, el sabor a sangre cuando la Seguiriyas se duelen.

Ver llorar durante todo el recital a Barullo y a don Manuel Moneo, y aún así ser capaces de seguir encima de las tablas, dejándose el alma, acompañados por la guitarra de Miguel Salado que también se hizo doler, no fue solamente el resultado a nivel artístico y la altura a la que quedó el flamenco, altura de la que nunca debería bajar, si no que fue un acto de generosidad tal por parte de estos artistas, que conmovieron a todos los allí presentes.

Manuel Moneo

Compartieron con nosotros el dolor más grande, sus entrañas rotas, los pedazos de su corazón expuestos sobre el escenario.

Y aún así, a pesar de sus pesares, tuvieron la fuerza suficiente de terminar por Bulerías, en otro acto de generosidad, aunque no estuvieran para fiestas, quisieron entregar al público este regalo que Gema Moneo, aderezó de forma improvisada con su baile y ayudó así a sacar una sonrisa a sus familiares con la ayuda de David Rosa Marina y Antonio Carpio Gallardo por palmas.

Los Moneo y Miguel Salado

Así terminaba una noche en la que hubo Malagueñas, Tientos – Tangos, Soleá, Fandangos, hubo recuerdos para el Torta… Pero, con la presencia constante de Manuel, su Manuel, “Barullito”, hubo duende. Salieron los duendes sí, salieron y se regodearon, de tal manera que aún muchos minutos después de acabar el recital, los que lo presenciamos seguíamos “tocaos”, que dos días después, seguimos “tocaos”. Y es que yo creo que Barullito estuvo allí en forma de Cante, se metió en las gargantas de su padre y de su abuelo y desde su estómago se quiso expresar.

Todos de acuerdo, noche irrepetible de arte, de compartir, de sentir, del más puro FLAMENCO, la máxima expresión del cante gitano andaluz.

Fotos y Vídeo de Carmen Fernández – Enríquez

No Responses to “El Alma sobre las tablas de la García Lorca”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR