Antonio Rey, la Guitarra Suena en el Berlín

El pasado Viernes 24, y en el marco del I Festival Flamenco de Club en el Berlín que se está desarrollando en esta mítica sala durante el mes de Noviembre, tuvimos la suerte de asistir al concierto del guitarrista Antonio Rey, concierto que sirvió para presentar en Madrid su último trabajo “Dos Partes de Mí”, del cual ya hicimos reseña en nuestra web en el momento de su lanzamiento y cuya presentación no defraudó, al menos bajo mi punto de vista.

En esta ocasión Antonio estuvo acompañado por tres fenómenos. En la percusión estaba Bandolero, Saúl Quirós al cante y como segunda guitarra Manuel Urbina, un cuarteto de lujo para una noche de lujo.

Comenzó Antonio agradeciendo al público su presencia y enseguida empezaron a fluir las notas de las primeras escalas, avisando de lo que se venía. Lo hizo de principio solo, como debe ser, fundiéndose con la guitarra y ofreciendo la riqueza de matices a la que nos tiene acostumbrados, y por Taranta nada menos, esa Taranta que le tiene dedicada al Maestro de todos los guitarristas, sean flamencos o no (Paco de Lucía). La manera que tiene Antonio Rey de expresar lo que siente a través de la música se manifiesta en su gesto mientras las melodías recorren el ambiente, inundando de plasticidad y armonía todo el entorno.

Increíbles picados, excelentes su pulgar y sus rasgueados, espectacular su trémolo, en definitiva una excelencia técnica que pone a disposición del alma para que el resto de los mortales nos transportemos a su mundo.

Una vez que calentó y se asentó en el escenario, continuó tocando “a puerta gayola” por soleá. Enorme, con calma, con pausa, metiéndonos la música en la piel, no había nada más que mirar las caras del público que allí había, entre los cuales había muchos guitarristas, que no paraban de mover los dedos, haciendo suya la música que brotaba de la sonanta de Antonio.

Siguió tocando solo durante dos temas más, cada vez más cerca del público, y con el ambiente más “calentito”, nos regaló dos maravillas bajo mi punto de vista, como son el zapateado que dedica en su último disco a su “Ídolo” Vicente Amigo, y el tema “Alma” de su anterior trabajo “Camino al Alma”, el cual incluye unos de los trémolos más bonitos y más delicados que he escuchado en mi vida, en esta ocasión se lo dedicó a su compañero de escenario Saúl Quirós, en agradecimiento por la amistad que les une desde hace muchos años.

Llegó el momento de enseñarnos las bulerías que dan título a su último trabajo, y para ello invitó a subir al escenario a Bandolero, para llevar entre los dos el tema a su máxima expresión, parece mentira que únicamente dos personas hagan sonar aquello como sonó, pero teniendo en cuenta a quien teníamos delante, es normal.

Después de un breve descanso, era el momento de atacar con toda la artillería, y se subieron todos los músicos a las tablas, para empezar la segunda parte con unos tangos que nos pusieron de nuevo en contexto, dominio rítmico y perfección en la dinámica, un gusto para el oído. Un viaje a través del compás con letras preciosas interpretadas por Saúl de la manera que él sabe.

Siguieron regalándonos emociones, a través de las melodías de varios de los temas incluidos en su trabajo, pero que no desvelaremos, porque ese disco hay que tenerlo y escucharlo, para poder estrujarlo.

Para terminar, lo hicieron en lo más alto, por bulerías. ¡Madre mía!, que encaje de piezas tan perfecto, falsetas de vértigo, remates que te dejan buscando el cierre, letras preciosas que te mueven el sentido, desde luego era el final perfecto, pero, aún íbamos a tener un regalo más, y es que nos hicieron un fin de fiesta por bulerías al cual invitaron a uno de los guitarristas que esa noche estaban en la sala, el Jerezano Juan Diego Mateos al que Antonio cedió su guitarra y que junto a Manuel Urbina y a Saul Quirós nos mostraron el soniquete que caracteriza a Jerez y que hizo a Bandolero pegarse una “pataita” para rematar la faena.

En definitiva, el viernes tuvimos la oportunidad de asistir a algo más que un concierto de guitarra, asistimos a un viaje por la música, el alma y el corazón de uno de los mejores guitarristas del panorama internacional a día de hoy.

Gracias Antonio por enseñarnos de nuevo “Dos partes de mí”.

 



Si te apasiona el flamenco y quieres recibir en tu e-mail las últimas novedades de VPF, suscríbete ahora:




No Responses to “Antonio Rey, la Guitarra Suena en el Berlín”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies